05 marzo 2007

Ingeomín y Uneg afinan convenio para estudios sobre ambiente y minería















El Instituto Nacional de Geología y Minas, organismo adscrito al Ministerio de Industrias Básicas y Minería busca establecer un convenio con la UNEG en virtud de las investigaciones que esta casa de estudios viene desarrollando desde hace más de 15 años en el área de ambiente y minería

Aunque el tema de la minería artesanal y de pequeña escala no está incluido en las líneas estratégicas que actualmente diseña el Ministerio de Planificación para el Plan de Desarrollo de la Nación 2007-2013, instituciones y universidades del país unen esfuerzos para armonizar la actividad minera con el ambiente incorporando el progreso social, el equilibrio ecológico y el crecimiento económico.
El Instituto Nacional de Geología y Minería (Ingeomín), la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg) y la Universidad Central de Venezuela (UCV) celebraron una primera reunión a fin de dar a conocer los diferentes proyectos que adelanta el instituto rector de las geociencias en la región Guayana y en los cuales espera incorporar el conocimiento de las universidades. El economista Abilio Lavarca, presidente del Instituto Nacional de Geología y Minas, organismo adscrito al Ministerio de Industrias Básicas y Minería (Mibam) explicó que el objetivo es establecer un convenio con la Uneg en virtud de las investigaciones que esta casa de estudios viene desarrollando desde hace más de 15 años en el área de ambiente y minería. “Sabemos que la actividad minera que se realiza en el estado Bolívar, sobretodo en la zona sur, está afectando el ambiente y también sabemos que la Uneg viene haciendo estudios en las zonas de Las Claritas, Km. 88, estudios de mercurio en El Callao y tienen décadas realizando eventos sobre contaminación mercurial tanto en Venezuela como en otros países”. En tal sentido, dijo que esperan incorporar el trabajo de estos investigadores en las actividades que ya están ejecutando en el marco del Plan Nacional de Exploración Geológica que arrancó por el sur del estado Bolívar, en especial durante la etapa de la instalación de plantas de oro, con el fin de utilizar aquellas que minimicen el impacto ambiental.
“Con la llegada del Ministro José Khan al Mibam se comenzó un proceso de acercamiento con todas las universidades que tengan conocimiento de esto, con las comunidades y los mineros con su sapiencia popular, y vamos a ver cómo hacemos para buscarle una alternativa que afecte menos al ambiente”. Al respecto, Lavarca anunció la firma de un convenio con el Banco de Desarrollo Social (Bandes) para otorgar créditos al pequeño minero por la cantidad de 8 millardos de bolívares destinados a impulsar proyectos en las áreas minera, turística y agrícola dando respuesta a los compromisos asumidos durante el evento realizado en enero de este año en el municipio Sifontes. Este convenio que se espera firmar la próxima semana contará con el apoyo de Ingeomín y el acompañamiento de los investigadores de la Uneg “para mostrarles los mineros las opciones menos contaminantes”.

ONCE PROYECTOS Ingeomín realiza estudios de exploración geológica e impulsa investigaciones interdisciplinarias y del desarrollo sostenible de los recursos minerales y energéticos no convencionales en todo el país. En el estado Bolívar tienen previsto analizar once zonas: Hoja de Lata, Las Claritas y Supamo Parapapoi en convenio con el Instituto de Geología de Cuba; así como también La Leona, Virgen Del Valle, La Prueba I y II, Tigrito, La Florinda, Flor Carapo y el sector diamantífero del Guaniamo. Añadió Lavarca que Ingeomín lleva a cabo una evaluación de las reservas de oro para indicarles a los mineros dónde se puede ejercer la minería y dependiendo del nivel de reserva que exista, indicarle el tipo de tecnología a utilizar. Destacó Lavarca la labor que a la par deben realizar las otras dependencias del Mibam referidas a la fiscalización la cual informó se está fortaleciendo en este momento. “Están montando un nuevo sistema de fiscalización que se encuentra en periodo de revisión. El Viceministerio de Energía y Minas a cargo de Iván Hernández está adelantando este proyecto”.


EQUILIBRIO ECOLÓGICO Alba Castillo, ingeniera de minas y profesora del departamento de Minas de la Facultad de Ingeniería de la UCV, con master en Ciencias Ambientales apuesta por un repensar del concepto de reserva mineral. Está convencida de la posibilidad de armonizar ambiente y minería de ahí su tesis de incorporar como nuevo eje de análisis el progreso social y el equilibrio ecológico además del crecimiento económico. “Los mineros solemos hacer un análisis bidimensional con la certeza geológica de la viabilidad técnica económica. Los costos de recuperar el daño se lo sumamos a los costos de las operaciones y no hemos podido trascender de ahí, de dañar para luego mitigar o corregir y lo que debemos es ir hacia la prevención”.
Castillo refiere que al hablar de equilibrio ecológico y progreso social es necesario ir haciendo un balance de las necesidades de las comunidades, “que también son un pasivo que como Estado debemos dar respuesta”. Dice que sin desactivarlos del área “pudiéramos introducir un cambio en el medio de producción, pero pudiera ser ese mismo sistema de producción pero con una tecnología que permita no aportar la carga de sólido que rompa el equilibrio ecológico. Si nos empeñamos honestamente a hacerlo creo que sí lo lograremos, porque la inteligencia humana da para eso, sólo que otros intereses nos han mantenido en el extremo y no nos han acercado. Si apostamos por el equilibrio ecológico debemos darle oportunidad a la ciencia de encontrar que existe ese término medio. Hasta ahora hemos dicho que no existe, ni los mineros por un lado ni los ambientalistas ecólogos verdes radicales por el otro, y yo creo que el punto sería buscar esa plataforma de comunicación y hacer sinergia para demostrar que para muchos recursos minerales es posible aprovecharlos conservando el ambiente”.
Insiste en que como científicos técnicos que son, deben adelantarse a ese daño que para entonces optimizar o seleccionar adecuadamente los territorios. “Debemos estar dispuestos a asumir los riesgos de esos daños y guardar suficientes recursos para ir gestionando el ambiente e inhibir que exista un nivel de daño que no pueda ser revertido”.
-¿Cómo se debería hacer eso?
-Con indicadores. La idea es determinar los indicadores de gestión que ahora hay un nuevo campo de los indicadores de sustentabilidad, cómo reconocerlos en campo e identificarlos, cuáles son esos parámetros que van cambiando con la extracción de mineral. Por ejemplo, la carga de sólidos en suspensión puede ser tomado como un indicador de cambio y prevenir, colocar un umbral máximo de daño que ya lo establece la ley, pero dentro de la minería irlo gestionando como un objetivo adicional a la producción mineral, ir llevando el indicador ambiental a la par que la producción de minerales que se está produciendo.
En lo particular, Castillo viene trabajando con el indicador referido a los sólidos en suspensión en los cuerpos de agua próximos a las explotaciones de recursos minerales. Localmente, ha hecho un trabajo de determinación de la carga de sólidos por el uso de los monitores hidráulicos en la cuenca del Cuyuní. “Tenemos algunos números ya contabilizados que demuestran que la carga de sólido admisible por esos cuerpos de agua está siendo rebasada muy rápidamente. Tomando ese sólo indicador físico químico estamos monitoreando que este sería un medidor importante para detener o gestionar la extracción de minerales en una determinada área”.
Explicó la investigadora que la relación de la UCV con Ingeomín data de hace más de 10 años, pero fue a partir del año 2003 cuando se intensifica el apoyo con el proyecto de investigación destinado a evaluar las cargas de sólidos en la Quebrada Sofía-Manaca-Cuyuní por monitores hidráulicos y adelantan estudios sobre el control de minería de cielo abierto en Bizcaetarra y Hoja de Lata en la cuenca del río Cuyuní. Asimismo, añadió que con CVG Ferrominera también desarrollan un estudio sobre el cierre de minas y con CVG Bauxilum evalúan la posibilidad de estudios de control de minería a cielo abierto.


Revisan los cinco motores El presidente de Ingeomín, Abilio Lavarca indicó que el tema de la minería artesanal y en pequeña escala no está presente dentro de las líneas estratégicas que actualmente diseña el Ministerio de Planificación para la elaboración del Plan de Desarrollo de la Nación 2007-2013. En tal sentido, dijo que el cuerpo de gerentes de Ingeomín con profesores de la UCV están revisando los cinco motores formulados por el Gobierno Nacional a fin de presentar una propuesta ante el ministro del Mibam José Khan para que a su vez éste se lo haga llegar a su homólogo de Planificación y Desarrollo “y que por fin se entere de que existe la minería y la geología y que es parte y debe estar dentro de la planificación y desarrollo. Si nosotros como país no conocemos nuestro territorio cómo vamos a desarrollarlo, si no conocemos nuestro nivel de reserva de oro, diamante y minerales no metálicos, si no contamos con la cartografía geológica del país no vamos a desarrollarnos desde el punto de vista organizado y lo más importante saber cuánto nos va afectar al ambiente ese desarrollo”.

1 comentario:

Caminante dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.