02 setiembre 2005

Hacia el conocimiento de los bosques húmedos tropicales

Con el bautizo del libro “Desarrollo Sustentable del Bosque Húmedo Tropical: características, ecología y uso”, editado por la Uneg y Fundacite Guayana con el apoyo de Conservación Internacional, The Nature Conservancy y Aserradero Hermanos Hernández

Sobre los bosques húmedos tropicales se han escrito muchos libros, pero sorprende la escasa literatura en lengua castellana sobre uno de los ecosistemas más ricos del planeta. De ahí el reconocimiento a una labor titánica que culminó esta semana con el bautizo del libro “Desarrollo Sustentable del Bosque Húmedo Tropical: características, ecología y uso”, editado por la Uneg y Fundacite Guayana con el apoyo de Conservación Internacional, The Nature Conservancy y Aserradero Hermanos Hernández. El acto se llevó a cabo en las instalaciones de la Uneg en Chilemex con la presencia de tres de los cuatro autores del libro: Lionel Hernández, ingeniero forestal con amplia trayectoria en la investigación de los bosques de Guayana; Hernán Castellanos, biólogo experto en el estudio de la relación planta-animal; y Miguel Plonczak, ingeniero forestal e investigador de la ULA con estudios sobre el uso maderero y la silvicultura de los bosques. El cuarto autor es el antropólogo con amplia experiencia en botánica y ecología forestal y destacado con el Premio Nacional de Ciencia de 2002, Stanford Zent quien no pudo asistir al acto.

Libros en español

Lionel Hernández, compilador, editor y autor del libro, reconoció que a pesar de la importancia que reviste el bosque húmedo tropical en Ibero América, existen pocos libros o instrumentos didácticos sobre este tema en lengua castellana. “En lengua inglesa está casi todo escrito, pero el problema es que la información está disponible para especialistas, porque la mayoría son revistas técnicas, no son libros populares”. Destacó el autor que esta escasez de literatura en lengua castellana impide el acceso al estado actual del conocimiento sobre estos ecosistemas y a las estrategias de manejo y uso del bosque que se están desarrollando. “Si estamos tratando de llegarle a la gente y a las comunidades indígenas tenemos que hacerle llegar la información al menos en su lengua”.

Un trabajo en red
Hernández explicó que el libro es el resultado de un trabajo académico emprendido por la red “Vida y Desarrollo Sostenible” en el año 1999 a través de cursos de formación en los temas de: Desarrollo Forestal Sustentable; Internacionalización de Impactos y su Prevención; Planificación Participativa y Ecosistemas y Sociedad. La red está conformada por la Universidad de Antioquia, de Colombia, la Universidad de Kassel, de Alemania y la Universidad Nacional Experimental de Guayana y está concebida como un espacio académico “de encuentro, diálogo y reflexión sobre los problemas de implementación del desarrollo sostenible en bosques tropicales, conjuntamente con las organizaciones indígenas”. A la Uneg le correspondió dictar el curso sobre Desarrollo Forestal Sustentable cuyos resultados se ven reflejados a lo largo de los siete capítulos que componen el recién bautizado libro. Este instrumento que a juicio del investigador es un aporte didáctico que intenta introducir al lector “en el área de la ecología y el manejo de los bosques húmedos tropicales, poniendo énfasis especial en sus características biofísicas, procesos ecológicos y uso de sus recursos por parte del hombre”.
Hernández mencionó que uno de los capítulos más difíciles de realizar fue el referido a la sustentabilidad por lo que significa en sí mismo el término y cómo se puede medir e integrar las tres disciplinas que la componen: la social, la económica y la ambiental. “Estamos hablando que cada una de esas disciplinas tiene un lenguaje diferente y además intercultural, porque los campesinos y los indígenas tienen otra visión de la naturaleza y debemos llevar eso a un solo lenguaje en el que podamos, al menos, empezar a entendernos”.

Valiente participación
Al destacar la participación del Aserradero Hermanos Hernández, de Upata, en el cofinanciamiento del libro, el autor insiste en la necesidad de establecer alianzas con los distintos actores que hacen uso del recurso bosque. “El hecho de empezar a trabajar con los aserraderos es un primer paso para buscar racionalizar al máximo la explotación de madera, porque lo que si es cierto es que la madera es una materia prima imprescindible para la sociedad humana por los diversos usos que tiene. Es fuente de vida, por eso en la medida en que empecemos a trabajar con la gente que usa el bosque estaremos intercambiando conocimientos sobre cómo hacerlo mejor y cómo mantener los beneficios de los servicios ambientales y de los otros productos además de la madera”. Por su parte, el representante del Aserradero Hermanos Hernández, ingeniero Oscar Osuna explicó que uno de los objetivos de la empresa es colaborar con este tipo de actividades que van en beneficio de un gran público que necesita conocer la evolución y la dinámica de nuestros bosques. “Estamos enmarcados en la política ambiental del Estado venezolano bajo los términos de la sustentabilidad y dentro de un contexto internacional bajo la asesoría de la Organización Internacional de las Maderas Tropicales”.

Acceso a la información
Lionel Hernández, editor y coautor del libro, mencionó que el texto está dirigido principalmente a estudiantes universitarios y profesores, sin embargo fue concebido para un público más amplio “como por ejemplo líderes comunitarios”. Al respecto, insiste en la importancia de promover la formación de líderes locales en ciencias ambientales y en elaborar materiales didácticos a partir del presente libro. “Tal formación la hemos iniciado en Guayana con el curso de parabiólogos en las comunidades Yekuana y Sanema en la cuenca del Caura y para el pueblo Pemón en la cuenca del Caroní.

Aún por conocer
En palabras de Lionel Hernández, la lectura de este libro inicia el camino para la discusión académica de lo que debería ser el manejo forestal múltiple sustentable, “pasar de una visión sencilla a una compleja aceptando que es un reto y un proceso que no está del todo acabado y que no sabemos cuándo va a finalizar”. Sin embargo, “se hace camino al andar”.

No hay comentarios.: